Productos naturales

 

La lana de camello es una fibra suave y fina que se encuentra bajo el pelo exterior más largo y basto de los camellos.
Es un material más ligero y cálido que la lana de oveja, que regula de forma natural la temperatura incluso en situaciones de grandes contrastes térmicos.
Presenta una excelente capacidad de absorción de la humedad y unas extraordinarias propiedades aislantes.

Por su elasticidad y resistencia, las lanas como la de camello se deforman menos que las telas elaboradas con otros materiales, por lo que resultan una opción ideal en el diseño interior de las piezas de descanso..




Gracias a su gran capacidad de absorción de agua, el lino es una fibra vegetal muy fresca.
Es un material que presenta una gran consistencia. Esto le permite ofrecer una excelente capacidad de soporte. Pero a su vez, el lino también destaca por su flexibilidad y su moldeabilidad, necesarias para obtener un grado óptimo de confort.
La superficie de la fibra es muy lisa, esto hace que sea un material con una gran suavidad al tacto.
El lino presenta una elevada resistencia a la tracción, incluso más resistente que otras fibras naturales como el algodón.

La fibra de lino no acumula electricidad estática, por lo que favorece un descanso más intenso y relajado..




Es una fibra de origen vegetal con una gran capacidad para absorber y liberar humedad, por lo que resulta una fibra fresca ideal para el verano o en lugares con temperaturas ambientales muy elevadas.
Es un material muy transpirable; esto evita la proliferación de ácaros y bacterias.
La suavidad de la fibra hace que sea un material muy agradable al tacto.
El algodón es también un material que destaca por su firmeza, lo que explica su durabilidad en el tiempo y su contrastada resistencia incluso después de un uso continuado.
Su excelente moldeabilidad lo convierte en una fuente garantizada de confort.




La lana de cashmere proviene de la cabra de Cachemira, una variedad que se encuentra mayoritariamente en el norte de la India.
Se trata de un pelo brillante, elástico, suave y muy agradable al tacto.
Es un material selecto extraordinariamente cálido: las cabras de Cachemira son animales que soportan temperaturas de hasta 30 grados bajo cero.
Gracias a los pequeños espacios de aire que quedan entre las fibras, esta lana destaca también por su ligereza, su transpirabilidad, su capacidad de aislamiento y su adaptación a la humedad.
Por su calidad, el cashmere es un material noble muy valorado, actualmente utilizado en la confección de prendas de lujo.




Es un material que destaca por su suavidad y su elasticidad, con una excelente capacidad de retención de humedad.
Está testada dermatológicamente, por lo que su utilización es muy recomendable en el caso de pieles sensibles.
La seda es también un excelente termorregulador. Es por ello que su función en la climatización del conjunto de descanso AURIGA resulta determinante